ÁREAS DE FORMACIÓN MINISTERIAL

PROGRAMA MINISTERIAL

BIBLIA (B)

En el corazón de la fe cristiana está la convicción que Dios ha actuado en la historia para la salvación del ser humano. El testimonio por excelencia de esta acción salvífica que culmina en Jesucristo es la Biblia, que confesamos ser la Palabra de Dios. El CHET está comprometido en ayudar a los siervos de Dios a entender y proclamar Su Palabra. Creemos en la importancia de entrenar ministros que interpreten la Biblia a la luz de los contextos históricos y de las verdades teológicas.

TEOLOGÍA (T)

El ministro de Jesucristo necesita construir una comprensión integrada del evangelio para hoy en día. Es esencial el estudio de las diversas fuentes e influencias que han configurado la expresión doctrinal de la iglesia en su desarrollo. El CHET está comprometido en articular un entendimiento ético del evangelio y sus implicaciones actuales, a fin de que los estudiantes desarrollen una postura teológica ordenada y estructurada que les pueda guiar en su labor ministerial.

HISTORIA (H)

El ministro necesita adquirir la comprensión de los diversos contextos en los cuales la iglesia ha respondido a la revelación de Dios en Jesucristo. Un estudio de la iglesia desde su fundación en la era apostólica hasta la época actual (alrededor del mundo y con énfasis en la América Latina y los Estados Unidos hispano) provee al ministro de las herramientas para un entendimiento de la Iglesia universal. Un curso sobre la historia y la teología del Pacto Evangélico se ofrece como requisito a los estudiantes de la denominación.

CONTEXTO (C)

Vivimos en una época de rápidos y profundos cambios sociales. La iglesia está llamada a dar razón de su fe en esta generación que se debate entre la afirmación de sus identidades étnicas y lingüísticas, por un lado, y la imposición de una cultura globalizante, por otro. El CHET está comprometido en explorar, junto con sus estudiantes, maneras creativas para afirmar la identidad hispanoamericana y, al mismo tiempo, facilitar la integración de los inmigrantes y sus descendientes en la sociedad de acogida y en el ministerio de la iglesia.

MINISTERIO (M)

La meta del Programa Ministerial es equipar a hombres y mujeres que tienen el llamado de Dios y los dones para plantar nuevas iglesias y/o pastorear una congregación insertada en su comunidad y vinculada a su denominación. Para lograr esta meta se necesita trabajar con el/la candidato/a en el desarrollo de su vida personal, en la afirmación de sus dones y su llamado y en el perfeccionamiento de sus destrezas ministeriales.

Close Menu