LICENCIATURA EN MINISTERIO CRISTIANO

La Licenciatura en Ministerio Cristiano (B.Min.) está conformado por 126 unidades (90 transferidos del Programa Ministerial o su equivalente), y comprende los siguientes elementos:

  • Pre-requisitos. El candidato debe ser graduado del Programa Ministerial del CHET o su equivalente (90 unidades)
  • Tener por lo menos 22 años.
  • Haber completado la Escuela Secundaria o su equivalente (Preparatoria, High School o GED).
  • Contar con dos cartas de recomendación de su pastor o de un maestro.
  • Pasar los Tests Estandarizados en Biblia, Teología,  Historia de la Iglesia, Gramática en Española e Inglés.

Los 6 módulos están orientados hacia el ejercicio práctico del ministerio. Apunta a fortalecer las competencias ministeriales de sus estudiantes.

MÓDULO 1. Formación espiritual y aprendizaje para toda la vida.
Por medio de la práctica de disciplinas espirituales los estudiantes se ejercitan en construir una vida centrada en Jesucristo y encaminada a discernir la voluntad de Dios. Se les desafía a poner bajo el señorío de Cristo todos los aspectos de su vida, y de enseñar a otros a hacer lo mismo. Se valora la meta de una vida encaminada continuamente al crecimiento espiritual y se vivencia la conexión entre formación espiritual, el llamado y el ministerio. Los estudiantes usan la oración, el discernimiento, el silencio y otras disciplinas espirituales para lograr esas metas.

MÓDULO 2. Cuidado y asesoramiento pastoral.
Los estudiantes cultivan el arte de nutrir y cuidar de las alma haciendo uso de herramientas pastorales afirmadas en la Escrituras y en las disciplinas de la conducta. Conocen su propio perfil espiritual y psicológico a fin de continuar cuidando de sí mismo y de otros. Son capaces de discernir cuando deben buscar ayuda para sí y cuándo deben referir a las personas a un profesional especializado. Aprenden a dar ayuda espiritual y emocional en momento de crisis. También descubren cómo se estimula a una congregación para que tome posturas en asuntos comunitarios y para que promueva la justicia bíblica más allá de sus propios miembros. 

MÓDULO 3. Liderazgo, administración y transformación comunitaria. 
Los estudiantes aprenden a demostrar su liderazgo mediante el servicio. Desarrollan su liderazgo en concordancia con una teología que enfatiza la vida De la Iglesia como el cuerpo de Cristo. Se capacitan en el manejo del sistema congregaciones de gobierno y se adiestran en el uso de los principios para manejar conflictos. Conocen los principios del liderazgo y de la selección y el entrenamiento de líderes que equipen a otros para el ministerio. Aprenden cómo concebir, diseñar, ejecutar y evaluar proyectos de acción comunitaria en concordancia con las comunidades de fe. 

MÓDULO 4. Ministerio en contexto.
El ministerio siempre se hace en contextos específicos. Quien va a ministrar efectivamente necesita poder entender y responder a lo particular de su contexto. En este módulo los estudiantes aprenderán acerca del contexto latino en los Estados Unidos y cómo ministrar en las complejidades de ese contexto. Aprenderán cómo utilizar la teología práctica para responder a las cambiantes realidades y para conectar lo aprendido en otros cursos académicos a la práctica del ministerio en su propio contexto. Cada estudiante también formulará su propia teología del ministerio. 

MÓDULO 5. Desarrollo estratégico y auto sostenimiento del ministerio. 
Los estudiantes son desafiados a crear planes estratégicos en cada una de las siguientes áreas: Evangelismo, Discipulado, Fundación de Iglesias y Misiones con el objetivo de promover el desarrollo sostenido de la iglesia y su ministerio. Cada alumno realizará sus proyectos de acuerdo con el contexto de su comunidad y con la visión que desee alcanzar. Se tomarán en cuenta las bases bíblicas y teológicas, así como la conexión con otros módulos de la licenciatura para lograr una aplicación real, práctica y sostenida. 

MÓDULO 6. Integración ministerial-perspectivas bíblicas, teológicas y éticas. 
Siendo el último módulo, tiene el propósito de preparar al estudiante para la tesis, pero más importante, para los dilemas que el seguidor y ministro de Cristo encuentra en la vida contemporánea. Muchos dilemas requieren un manejo cuidadoso de múltiples perspectivas bíblicas, teológicas y éticas. Este módulo ofrece práctica en enfrentar las tensiones que estas múltiples perspectivas pueden causar — inclusive tensiones en el manejo de las mismas Escrituras. A la vez, profundizaremos en la cosmovisión bíblica que exalta a Cristo como El, en quien todas las perspectivas se sostienen. Se espera que el estudiante egrese del curso con un plan para empezar a elaborar una tesis que servirá como ayuda para un ministerio efectivo, a fin de capacitar al pueblo De Dios a llevar a cabo su misión. 

El proyecto escrito de 40 páginas refleja la integración entre dones, conocimientos, competencias y carácter. Será sometido al Decano como un requisito para la graduación.